Durante el curso escolar 2018-2019, 14 grupos de todos los niveles que se imparten en el IES (ESO , Bachiller, FPB, PFPA y Ciclos formativos de grado medio y grado superior) han recibido una charla previa formativa y una visita posterior al Ecoparque Salto del Negro, dinamizado por el proyecto «Gran Canaria Recicla”, del Cabildo de Gran Canaria, esto es, la mitad de los grupos del centro educativo.

http://cabildo.grancanaria.com/r-proyecto-educativo-gran-canaria-recicla

En cuanto a los residuos “domésticos” (los que se depositarían en contenedor verde, amarillo, azul o gris), en el IES Ana Luisa Benítez, hasta el curso 2018- 2019 existían numerosos cubos, papeleras y contenedores de variados colores dentro y fuera de las aulas, todos ellos funcionando como “contenedor gris”, ya que se recoge todo sin distinción y se junta, depositándolo posteriormente en los “contenedores grises” o “todo en uno”. Hay una excepción y es el contenedor azul de sala de docentes y el contenedor azul de la puerta de entrada al IES, que sí se gestiona directamente para su reciclado.

El diagnóstico realizado a principio de curso fue:

  • No se separa y recicla la mayoría del papel (que se tira en las aulas en las “papeleras”)

  • No se separa y recicla nada de “plástico” (envases ligeros) en el IES Ana Luisa Benítez.

  • En cuanto al vidrio, no es un residuo representativo en el IES.

  • Todo es “gris”, salvo el contenedor azul de sala de docentes y el azul de la entrada.

Durante el curso 2018- 2019 se solicitan cubos de separación de residuos de cuatro compartimentos (verde, amarillo, azul y gris) y se traen al centro educativo para que cada docente que lo desee lo solicite para su aula y gestione sus propios residuos junto a su alumnado: llevarlos al contenedor azul de la entrada y al amarillo que se instala nuevo.

Los objetivos alcanzables en el IES en cuanto a residuos son:

A medio plazo:

El correcto reciclaje en el IES de los residuos “azules” y “amarillos”:

  • Su correcto depósito por parte del alumnado, personal docente y no docente.

  • Su correcta gestión por parte del IES.

  • Implicar al servicio de limpieza.

  • Implicar a la cafetería del IES.

  • Encontrar un gestor de residuos de “envases ligeros” (contenedor amarillo) para el IES.

A largo plazo:

  • La reducción de residuos “amarillos” en el IES.

  • El compostaje de desechos orgánicos.

Animamos a continuar para alcanzar estos objetivos el curso que viene a toda la comunidad educativa. Es un pequeño esfuerzo extra, pero es un gran gesto para con el medioambiente.

Sobre todo los plásticos son un grave problema en esta isla, es el residuo que más se genera y en este IES con unos/as 500 alumnos/as y unos/as 50 docentes, aparte de personal no docente, pongamos como ejemplo una botella de agua de ½ litro diaria (u otro tipo de bebida como una lata de refresco o un pequeño tetrabrick de zumo): serían unas 500 botellas plásticas diarias, 2.500 a la semana, 10.000 al mes, unos 80.000 al año solamente en el IES Ana Luisa Benítez.